Principal Relaciones 8 responsabilidades tradicionales del padre de la novia (o el novio)

8 responsabilidades tradicionales del padre de la novia (o el novio)

Aquí están todas las formas en que su papá puede ayudar en el proceso de planificación. padre caminando a la novia por el pasillo Studio Finch Actualizado el 9 de abril de 2020

El padre de la novia o el novio puede hacer mucho más que asentir pasivamente y entregar su tarjeta de crédito. Desde los lugares de gira hasta los brindis, aquí están todas las formas en que los padres de los novios se involucran tradicionalmente en la planificación de la boda.

1. Participar financieramente

Lo primero es lo primero: cada familia es diferente, por lo que la participación económica de los padres dependerá de su relación y circunstancias. Dicho esto, mientras que el estereotipo de los papás que sacan a regañadientes sus tarjetas de crédito para pagar todo está bastante desactualizado, nuestroEstudio de bodas realesrevela que la mayoría de las parejas reciben ayuda económica de sus padres. (Ver el desglose completo de quién paga tradicionalmente por qué .)



Pero antes de que alguien emita un cheque por algo, debe tener lugar una conversación sobre dinero. Los futuros esposos podrían estar planeando pagar ellos mismos la boda. En ese caso, incluso si no está pagando la factura, podría ser un recurso valioso para ayudarlos a administrar los gastos. O considere organizar otro evento de boda como una fiesta de compromiso, una cena de ensayo o parte de su luna de miel, de lo contrario derrochar en un regalo de boda extra especial. Pero si están solicitando un poco de ayuda para cubrir los costos, planifique con anticipación cuánto está dispuesto a contribuir.

2. Ponga en práctica sus fortalezas

Las bodas pueden suponer mucho trabajo (no es necesario que te lo diga) y es probable que la pareja necesite todas las manos extra que pueda conseguir. Pregúntele a su hijo o hija si hay algo en lo que pueda ayudar. Si tienes un pulgar verde, dirígete a la floristería con ellos. ¿Eres un negociador experto? Únete a los recorridos por el sitio del lugar. En general, es increíblemente útil estar disponible como persona de contacto para los proveedores. Esto será un regalo del cielo, especialmente si la boda se lleva a cabo en uno de los lugares de origen de la pareja donde solo viven sus padres.

3. Mira la pieza

Si la boda es de corbata negra, es hora de sacar su esmoquin, o alquilar o comprar uno nuevo. Si alquila un esmoquin en una tienda física (en lugar de en algún lugar en línea ) elija un lugar cerca del lugar de la boda. Ordene o vaya a su tienda de esmoquin local (si no es en la que recogerá, las cadenas de ropa formal generalmente estarán dispuestas a enviar sus medidas y pedidos a cualquiera de sus ubicaciones) para ajustarse en unos tres meses. Y no olvide los extras: piense en todo lo que necesite, desde tirantes hasta zapatos. Si la boda es menos formal, su atuendo puede ser totalmente diferente. Busque a la pareja sus solicitudes de estilo o recomendaciones para usted.



4. Esté allí para ellos

No podemos decirlo lo suficiente: entre lidiar con la fiesta de la boda, los invitados y más allá, la planificación de la boda puede llevar a algunas situaciones difíciles. Cuando su hijo, hija o cónyuge se estresen mucho, esté disponible como recurso, distracción o confidente. Cuando las cosas se ponen difíciles, necesitan saber que papá está de su lado.

5. Camina con ella por el pasillo

Si su hija se va a casar e incluye una procesión tradicional, probablemente puede esperar que la acompañe por el pasillo. Si la ceremonia es más personalizada, es posible que se le pida que oficie el matrimonio, lleve a su cónyuge o su propia madre por el pasillo, o incluso haga una procesión en solitario. Y no se sorprenda si la pareja lo inscribe para tener un papel especial en la ceremonia, ya sea encendiendo una vela, compartiendo una lectura o siendo un acomodador al principio y al final.

6. Ve a la pista de baile

Ya sea que esté bailando con su hija o esposa recién casada, hay una buena posibilidad de que baile al menos una canción en la recepción. Si bailar nunca ha sido lo tuyo, unas pocas lecciones de baile nunca están de más (¡no podemos recomendarlas lo suficiente!). Si no se siente tan atrevido, practique con su pareja en casa.



7. Diga algunas palabras

Los padres de la pareja suelen hacer cada uno al menos un brindis durante el transcurso de las festividades de la boda. Ya sea en la cena de ensayo o en la boda (oa veces ambas), es costumbre que los papás digan algunas palabras. No está seguro de qué decir? En lugar de divagar, siempre es mejor atenerse a lo básico. Agradezca a todos por estar allí, dígales a todos lo feliz y orgulloso que se siente en ese momento, luego levante la copa por la feliz pareja.

8. Disfrútalo

El día de la boda, pasarán muchas cosas, especialmente si es el anfitrión. Caminar por el pasillo, aceptar las felicitaciones de todos, hacer de anfitrión, bailar un baile para padres y, por supuesto, asimilarlo todo. No es solo un gran día para la pareja, ¡es una celebración para toda la familia!

VER VIDEO RELACIONADO